Saturday, April 19, 2008

Voy desollado… eso es todo

Periodico Por esto! Sábado, 19 de abril de 2008

Manuel J. Tejada

José Díaz Cervera, primer lugar del Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta.

Fue durante una de las mesas de trabajo del encuentro de escritores en el marco de la II Feria Regional del Libro, que se lleva a cabo a lo largo de esta semana en Chetumal, Quintana Roo, que se recibió la noticia.Mientras nuestra compañera Ruperta Bautista Vázquez de Chiapas leía sus poemas en maya tzotzil, el poeta José Díaz Cervera (Valladolid, Yuc., 1958), a través de una llamada al celular, fue notificado de haber obtenido el primer lugar del Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta convocado por el gobierno de Tamaulipas, reconocimiento de mucho prestigio en el ámbito nacional. Recuerdo que en el preciso instante de la llamada, José Díaz me tocó el hombro y me aparté del lugar donde se llevaba a cabo la lectura para seguirlo. El, aún con el celular en la mano, daba sus primeras impresiones a la prensa tamaulipeca. En un primer momento supuse que algo malo sucedía pues lo escuché exaltado; sin embargo, me fui percatando de que en realidad la noticia había sido el premio.Salimos del Museo de la Cultura Maya donde se han estado realizando la mayoría de los eventos, y ahí, frente al mercado Ignacio Manuel Altamirano, ante la mirada de decenas de personas que ocupaban las bancas aledañas, José alzó los brazos en un gesto más de agradecimiento que de victoria.Fue hasta entonces que viró hacia mí y me dijo: “Ganó… La piel, Manuel… ganó el Efraín Huerta”, y nos fundimos en un fraterno abrazo.Al finalizar la mesa de lectura la moderadora extendió la noticia a todos los presentes e hizo pública la felicitación de la Secretaría de Cultura de Quintana Roo. Los aplausos no se hicieron esperar. Escritores como Javier España y Toribio Cruz estrecharon la mano del poeta vallisoletano.Conozco a José Díaz Cervera desde hace algunos años. Me lo presentó Tomás Ramos un sábado de febrero en el café del hotel Colón. Con él comenzamos un taller de literatura junto a otros compañeros como Karla Marrufo, Aracelly Guerrero y Agustín Abreu. Bajo su mirada crítica escribimos un poemario, “El éter de las esferas”, que concursó en la convocatoria editorial del Ayuntamiento de Mérida. Participamos bajo el seudónimo de “Marsias”, y desde entonces, así se nos conoce.Lo que comenzó como una charla y a modo de taller, hoy es una sólida amistad literaria y hasta con sobrenombre.Pero ahora no voy a hablar de Marsias, sino de José Díaz Cervera, de algo que nos ha transmitido. Me refiero a la honestidad con que hay que hacer las cosas, en el caso particular de nuestro oficio, de hacer literatura. En el difícil camino de escribir, muchas son las barreras que surgen. José sostiene que mientras obremos al límite de nuestras capacidades, la literatura misma abrirá puertas y encontrará espacios propios para su realización. En suma, nos ha enseñado a valorar que más allá de largos currículum, mafias y cofradías, que la literatura hecha con honestidad se vale por sí misma.Desde estas líneas, el grupo Marsias y la Red Literaria del Sureste, extiende su felicitación al poeta José Díaz Cervera, quien con este premio respalda nuestra visión literaria.El título de este artículo lo he tomado de los primeros versos del poemario “La piel” con que ganó el Efraín Huerta. En él se contiene su poética, su visión de mundo. ¡Marsias Vive!

No comments: