Tuesday, May 12, 2009

La dignidad y el silencio

sobre la obra de Joaquín Bestard


Estoy tan acostumbrado a la idea de que se escribe como para muchos pero se
publica para muy hipotéticos lectores, que pensaba colocar al frente de esta
recopilación el verso altanero y envidiado de Lope: me basta con que escuchen
las estrellas.

Gastón Baquero, en el “Explico” preliminar a sus Poemas Invisibles. Madrid, 1991.




El escritor guarda silencio. Escribe. Se dedica en el papel a edificar la obra que años después alguien leerá como si fuera nueva, y le dará algún valor. Este final —el del lector que aprecia— es deseable aunque de cualquier modo el escritor aspira al texto como fin y no como medio: al artista le interesa el arte, y por el arte no pierde su dignidad.
Joaquín Bestard Vázquez (Mérida Yucatán, 1935) ejemplifica al escritor descrito. Autor de más de quince novelas y varios libros de cuento, dos veces premio nacional de novela (INBA-Querétaro 1980 y José Rubén Romero 1989), es tema de discusión en mesas de congresos internacionales de literatura del Caribe, parte de los temarios de cátedra en varias universidades extrajeras, y fundador del primer taller literario de Mérida, Yucatán, en 1981. A pesar de todo esto el reconocimiento local de su obra y persona se hace, hasta no sabemos cuándo, esperar.
Su taller literario ha funcionado de modo casi ininterrumpido por más de 25 años en la Universidad Autónoma de Yucatán (coordina desde hace un par de años otro taller que funciona en la facultad de economía), siendo el primer lugar de formación para muchos escritores yucatecos. Pero sobre todo, siendo el lugar del que han surgido muchísimos lectores. Nosotros, los lectores que hemos recibido su generosidad intelectual, le estamos profundamente agradecidos también por su lección de humildad y entereza.
Joaquín Bestard jamás ha buscado el reconocimiento. No ha procurado rodearse de otros que no sean los que quieren aprender de él, y de los que él dice que aprende tanto. No ha cultivado tampoco el rencor que merecerían muchos escritores que, luego de haber recibido su primera formación con él, han decidido darle la espalda.
El maestro calla. Escribe. Su total falta de escándalo es la más digna respuesta a no ser invitado ni premiado, a ser tratado incluso con falta de respeto. Se mantiene tranquilo sabiendo que está creando su obra y que al mismo tiempo ayuda a los jóvenes sin hacerlos escribir como él, que les enseña a borrar, a corregir, a no llamarse escritores, a no ser más que firmes y comprometidos lectores respetuosos de la palabra y de la gente, a no sucumbir (como él ha dicho muchas veces) al canto de las sirenas, a la ilusión de que alguien que de todas formas no sabe leer te llame “escritor” o “maestro”.
Bestard enseña literatura con literatura, y dignidad con el ejemplo. Todos sabemos que no ha sido depositario de las becas del estado, y que no ha ido a leer su obra a París o a Canadá con invitaciones que se haya mandado él mismo. Por el contrario, han sido universidades como la Universidad Autónoma de Yucatán, Ohio University, University of Northern Colorado, New Mexico State University, y la Universidad de Costa Rica, entre otras, las que se han volcado sobre su obra. Analistas como Margaret Shrimpton (Universidad Autónoma de Yucatán), Daniel Torres (Ohio University), y Daniel A. Lee (Universidad de Costa rica), y Ángel Martin Rodríguez Pérez (University of Kentucky), han dedicado una considerable cantidad de tiempo a escribir artículos, capítulos de libros y de tesis, tesis de doctorado y libros completos acerca de la obra de Bestard. Conciente de esto, Joaquín Bestard sigue escribiendo silenciosamente.
Lo han preguntado antes que yo: ¿Dónde está el premio estatal de narrativa Joaquín Bestard? A lo que agrego: ¿Dónde están la promoción y reconocimientos de su obra, que ya es la obra de toda una vida? ¿Qué estamos esperando? El autor está con nosotros y, aunque su dignidad le impida reclamarlo, merece reconocimiento unánime. Mexicano y caribeño, Joaquín Bestard es uno de los escritores yucatecos vivos más importantes del siglo XX.
En estas páginas hago un llamado hacia la literatura y figura del maestro que, quizá también a causa de su autoimpuesto silencio, sigue sin ser reconocido: Su silencio es admirable, el de las instituciones no.
Antes de acabar, agradezco a Joaquin Bestard por todo lo que enseña en literatura y dignidad, y por su invaluable amistad, consejo y confianza. Lo hago en estas líneas porque debe hacerse ahora, y porque soy un lector agradecido.


Manuel Iris
Las Cruces, Nuevo México, EEUU. Septiembre del 2007.

Wednesday, May 06, 2009

Académicos demandan preservar disciplinas filosóficas en escuelas



martes, 28 de abril de 2009


http://www.periodicoentretodos.net/index.php?option=com_content&task=view&id=2954&Itemid=73


-Error, desproteger a la sociedad al suprimir la formación humanística, dicen en carta a Székely
-La SEP debería incluirlas como obligatorias en programas de bachillerato nacionales, afirman
En una carta enviada al subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely, integrantes de la comunidad filosófica y académica del país, entre ellos Pablo González Casanova, Adolfo Sánchez Vázquez y Luis Villoro, expresaron que “des- de la República Restaurada hasta la actualidad, la filosofía ha sido uno de los principios rectores de los planes de estudio del bachillerato; sin embargo, hoy, por primera vez, en forma inconsulta e injustificada se decide eliminar las materias filosóficas” de la reforma educativa a nivel preparatoria.

Luego de destacar que los rasgos generales de la llamada Reforma Integral de Educación Media Superior (RIES) se fundamentan en indicadores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y de los acuerdos de Bolonia para la Unión Europea, subrayan que México debe hacer su propia transformación, después de un debate donde “aflore el tipo de país que deseamos construir, partiendo de las características propias como nación”.
En la misiva enviada al subsecretario Székely el pasado 23 de abril, avalada por representantes de asociaciones, universidades, centros, seminarios y destacados académicos como Juliana González Valenzuela, Octavio Rodríguez Araujo, Enrique Dussel, entre muchos otros, señalan que el gobierno mexicano no puede ir en contra de los principios y orientaciones de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), los cuales impulsan la enseñanza de la filosofía no solamente en el nivel medio, sino en todos los ámbitos de la sociedad.
Sostienen que en contra de la tradición histórica y fructífera del México moderno y de las recomendaciones de la UNESCO, la RIES “impulsa la desaparición paulatina de la filosofía” y contribuye a su desaparición en las universidades.
Enfatizan que no debe abandonarse la formación humanística y filosófica del joven bachiller en un país donde los problemas sociales, económicos, políticos, culturales, ecológicos, están a la orden del día.
“No debe desprotegerse a la sociedad suprimiendo la reflexión filosófica y humanística en un nivel educativo formado por millones de jóvenes mexicanos de entre 15 y 18 años de edad, a punto de ser ciudadanos votantes, a punto de emprender una profesión…”
Y advierten que de continuar con la eliminación de disciplinas filosóficas –lo cual ha sido una tendencia en las últimas dos décadas–, “esta reforma estaría atentando contra una educación que ponga como centro la humanización de los seres humanos” en un mundo que ha propiciado enormes desigualdades, destrucción de los sistemas ecológicos, automatización, problemas en bioética, crisis de los valores y un complejo tránsito hacia una nueva democracia.
Por lo anterior, se pronunciaron “enérgicamente” en contra del desplazamiento y la desaparición de las disciplinas filosóficas” y reiteraron su exigencia a la Secretaría de Educación Pública de que las incluya como disciplinas básicas y obligatorias en los planes y programas de estudio de nivel medio superior en todo el país.
Fuente: La Jornada/México,DF
Modificado el ( martes, 28 de abril de 2009 )
Atentado, el desaparecer la filosofía del bachillerato [MEXICO]

Autor: Laura Poy Solano

Fecha de publicación: Abril 23, 2009 por Revista Per Se

Catedráticas de la UNAM condenan la aplicación de la RIEMS Señalan que en la universidad se mantendrá el estudio de la materia
Catedráticas de la Facultad de Filosofía y Letras (FFL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) manifestaron su total rechazo a la desaparición de la filosofía en los contenidos curriculares del bachillerato, al señalar que es un “atentado” contra los jóvenes, pero también para México, pues al eliminar este estudio se condena a las próximas generaciones a convertirse en “simples máquinas de hacer dinero”.
Gloria Villegas Moreno, directora de la FFL, destacó que quitar asignaturas como lógica, ética, estética o filosofía mexicana en el país es una “salida simplista” que contradice la tradición educativa mexicana en la que el pensamiento y las ideas han ocupado un sitio fundamental.
En entrevista por separado, en torno a la aplicación de la reforma integral de la educación media superior (RIEMS), aprobada por la Secretaría de Educación Pública, en la que desaparecen esta asignatura, María del Carmen Rovira Gaspar, catedrática del Colegio de Filosofía de la facultad y especialista en filosofía mexicana, afirmó que “quienes impulsan estos cambios no tienen ni idea de lo que es el hombre, su formación, tradición y cultura”.
Es la mayor equivocación, dijo, porque se trata de un “evidente atentado contra México y contra nuestros alumnos, porque las humanidades cultivan y ayudan a la realización del hombre, y sobre todo a construir su libertad, por eso tienen miedo. Una persona que estudia las humanidades nunca será parte de un rebaño, siempre pensará por sí mismo y será crítico, pero de una forma positiva, no violenta ni destructiva”. Margarita Peña Muñoz, investigadora y coordinadora de la cátedra Samuel Ramos de la FFL, destacó que esto nos “reduce al coto de la tecnología y la globalización. Es un error que vamos a pagar caro. Por eso, hay que llamarles la atención a los tecnócratas que están en el poder, porque sólo saben de tecnocracia y desconocen que sin la filosofía desconceríamos el pensamiento antiguo, y que sin Aristóteles, Parménides o Sócrates no seríamos la humanidad que hoy existe en el siglo XXI”.
Al respecto, Villegas Moreno indicó que si bien el proceso de reforma de los contenidos curriculares en bachillerato no es nuevo en México, “tenemos académicos reconocidos internacionalmente, especialista en este campo, que tendrían una opción acreditada para debatir los ajustes para enfrentar nuevos tiempos, pero excluirlos es una salida simplista”.
Desde el siglo XIX, indicó, los grandes proyectos educativos siempre han reconocido que el objetivo final era la formación del ciudadano, “pero aquí lo que se sacrifica son diversas capacidades del individuo que pueden potenciar la filosofía, pero sin este campo del saber, se empobrece y se retarda este desarrollo, y debemos pensar que los jóvenes de bachillerato están en una etapa de construcción de valores éticos”.
Por ello, afirmó que en el bachillerato de la UNAM estas asignaturas se mantendrán “pues consideramos que los jóvenes no pueden estar disociados del proyecto que más tarde desarrollarán en la licenciatura de la FFL”.

Notas:

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2009/04/23/index.php?section=sociedad&article=045n1soc
MEXICO. 23 de abril de 2009
La reforma hará personas alienadas incapaces de guiar sus vidas: UNAM

post info

Por Dasyatis

Categorías: anuncios and cultura republicana

En http://www.radio.larnr.org/?p=8916


La desaparición de materias filosóficas anulará el “pensamiento crítico” de miles de jóvenesPropicia Calderón autoritarismo al mutilar planes de prepa: expertosAlarma en universidades ante la decisión avalada por la SEP de desaparecer asignaturas como lógica, estética y ética. Karina Avilés
Con la desaparición de las materias de filosofía, impulsada por la reforma del gobierno de Felipe Calderón en el bachillerato, México estará en el umbral de un sistema y una sociedad “más autoritarios”, al cercenar la posibilidad de que un millón 900 mil estudiantes –a quienes impactará dicha modificación– reflexionen sobre su país de manera crítica y libre.
Representantes de asociaciones y universidades que agrupan a la comunidad filosófica nacional manifiestan alarma y preocupación: la reforma integral de la educación media superior (RIEMS) que entrará en vigor en agosto próximo, al inicio del ciclo escolar, desaparece la filosofía. Así, asignaturas como lógica, estética, ética, epistemología o filosofía mexicana ya no serán tema de estudio para los jóvenes de entre 16 y 18 años.Las consecuencias de eliminar estas disciplinas, que promueven el pensamiento crítico, conllevan “estragos terribles”: personas alienadas, serviles a lo que les dicten otros –ya que serán esos otros quienes piensen por ellas– e incapaces de guiar su vida por sus propios razonamientos, advierte el director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Guillermo Hurtado.
Acuerdo publicado en el Diario Oficial desde octubre pasadoSeñala que en el acuerdo 444, en el que se establecen las “competencias” del marco curricular común al Sistema Nacional de Bachillerato, publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 21 de octubre, se establece dicha eliminación. Por un lado, desaparecen las humanidades en los campos disciplinares, así como la filosofía como materia básica del currículo.
De tal suerte –dice–, ahora las materias que deberán llevar los alumnos de casi mil planteles federales, entre ellos los colegios de Bachilleres, el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), los centros de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios y de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios, son las siguientes:
En los campos de matemáticas, la asignatura del mismo nombre; en el de ciencias experimentales, las materias a cursar son física, química, biología y ecología; en el de ciencias sociales se deberá estudiar historia, sociología, política, economía y administración, y en el de comunicación se incluyen literatura, lectura y expresiones oral y escrita, así como inglés e informática.
Para Gabriel Vargas Lozano, coordinador del Observatorio Filosófico, desde el cual se ha generado un exitoso movimiento por la defensa de la filosofía ante la RIEMS, un plan de estudios en el que ya no existen las disciplinas filosóficas creará generaciones de jóvenes que “no van a tener ninguna perspectiva de lo que es México y, en lugar de hacerse preguntas sobre su país, lo que se van a cuestionar ahora es cómo poner una instalación eléctrica en su casa”.
De hecho –explica–, en el citado acuerdo se establece como ejemplo de una competencia –la reforma se organiza en torno a competencias disciplinarias, genéricas y profesionales, o las que responden a la lógica del trabajo– que deberá adquirir el alumno “elaborar y ejecutar proyectos de instalación o mantenimiento de redes eléctricas domésticas, de acuerdo con el diseño y normas vigentes de la materia”.
Pero además de mexicanos “competentes”, añade Guillermo Hurtado, “queremos mexicanos conscientes, reflexivos, responsables y comprometidos; hombres libres que piensen en un país soberano, no dependiente”.Por su parte, el presidente de la Asociación Filosófica de México, Raymundo Morado, cuestiona: “¿qué no se acuerdan que los grandes filósofos de Europa aprendieron lógica en el libro del mexicano Antonio Rubio, que el primer libro de lógica dialéctica fue traducido del ruso por el mexicano Eli de Gortari, que Hidalgo era maestro de filosofía y que Vasconcelos, ex secretario de Educación Pública, fue otro de los grandes impulsores del pensamiento filosófico?” Ahora –lamenta–, desde la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) se da “carta blanca para que la filosofía desaparezca”, aunque puede decir que “no la quitó, nada más da la opción para que la eliminen”.
Señala que materias como lógica, ética, estética o filosofía mexicana se han ido borrando del currículo de las escuelas, o incluso se ha llegado a remplazar la ética por el civismo. En ese sentido, Vargas Lozano apunta que en la Universidad Autónoma de Nuevo León ya no se imparte ética ni lógica, y en la Universidad de Guadalajara se “eliminaron las materias filosóficas”.
Pero el problema es aún mayor –precisa–, ya que muchos de los docentes que imparten filosofía no tienen dicha formación. El presidente de la Asociación Mexicana de Profesores de Filosofía de la Educación Media Superior, Ausencio Pérez Olvera, señala que en las cerca de 40 preparatorias de la Universidad Autónoma de Guerrero, donde alrededor de 200 profesores enseñan filosofía, sólo 13 son filósofos.Con esta reforma, el millón 900 mil alumnos que involucra la RIES –de acuerdo con la SEP–, que representan la mitad de la matrícula, que asciende a 3 millones 800 mil estudiantes, no podrán contar con una preparación esencial para su formación como ciudadanos, por lo que la comunidad filosófica exige a la SEP reponer “de inmediato la filosofía como disciplina básica”, explicar las causas de su eliminación y colocar las materias del área como elemento fundamental de la enseñanza.Por último, aclaran que la preparatoria de la UNAM no forma parte de esta reforma; advierten que estas decisiones responden a una visión mercantilista del grupo en el poder, “porque la ausencia de filosofía en una nación significa un golpe a la democracia, a las escuelas de filosofía, a los profesores, a la educación de los estudiantes y a la nación”.

Saturday, May 02, 2009

Para afirmar que existes

Manuel Iris



1

-No tengo nada que decirte, Anémona.

Completamente danza, rodeando de tus velos
el velo que tú eres
jamás tus piernas fueron tan precisas
ni tu voz tan firme. Yo miro tus vocablos: Espalda nunca
ha sido tanta permanencia, Tobillo tanta luz
ni Cuello tanta calma.
Cabello es una mayúscula que dice
transparente, el nacimiento de lo que hay que resumir.

Pero yo nunca
puedo hacer la síntesis, yo no puedo nombrarte
como si entendiera lo que es estar aquí,

frente a una Anémona de piel y de vocablos.



2

¿A dónde viajas, bailarina inmóvil?

Aún a pesar de que te estoy llamando
no puedes detenerte. El movimiento
es una forma de quietud que llena exactamente
la forma de tus manos.

No dice nada que no tengas una forma. Pasar de un lado a otro
el centro de tu abismo, mudar a cada vértice, a cada luz
de sitio y de moldura
es tu manera de llegar a deletrear.

Voy a leer
la danza que dibujas.



3

No puedo contenerte. Si tu blancura
se descubre a cada círculo o al giro de tu voz o al ensoñado
baile de tus pliegues
debe ser que estás formando la palabra, esa pregunta
que también cambia de forma y permanece quieta
y que no sabe a dónde va,
o no lo dice.



4

Los brazos de la Anémona que son tus brazos
replegándose a la noche permanecen quietos, luminosos
como el velo que me dices, que apartas lentamente para no mostrarte
y yo no quiera imaginar tus muslos.

En tu frontera -comienzo de mis ojos- ya no adivino
lo que tiene tu pregunta, cuál es tu letra
convertida en el vocablo.



5

Cuando no estés quizá pueda sentirte, inmóvil y perfecta
bailarina,
luminosa.

No tengo tanta calma.

Mis manos no presienten el inicio de lo blanco
ni nada de tu voz. Pero quizá
también pueda leerte danzando la quietud,
sonido que diriges.



6

Si tú no fueras quien maneja los vocablos acabaría la danza.
Pero lo afirmas tú. Alrededor todo se vuelve tu silencio.



7

Quizá pueda sentirte. Quizá pueda decirte como si entendiera
el deletreo de tus manos. Asumiendo. Diciendo que no tengo
nada que decirte, que no comprendo tu pregunta,
que no entiendo la quietud.

No me interesa descifrar tu forma. No quiero hacer la síntesis
ni quiero comprender
lo que es estar así,

adivinando.








Esta misma parte del texto "Llegar a tu silencio" fue publicada en: http://circulodepoesia.com/blog/2009/01/14/foja-de-poesia-no-016-manuel-iris/